Nike abre su nueva Flagship en Nueva York

Captura de pantalla 2018-11-15 a las 17.58.56

Foto: Nike / Fast Company

La nueva tienda de Nike en la ciudad de Nueva York va ha revolucionar el retail haciendo que las compras en la tienda física sean tan sencillas como las compras online.

Imagina que necesitas comprara un nuevo par de zapatillas, pero quieres probar varios modelos antes de comprarlas, por lo que comprar online no tiene mucho sentido. En “Speed shop” podrás reservar los zapatos que quieras probar online, y luego, cuando llegues a la tienda, puedes dirigirte directamente a unos casilleros. Uno de ellos tendrá tu nombre y podrás desbloquearlo con tu teléfono. Las zapatillas que quieras probar estarán dentro. Una vez que hayas decidido qué par es el correcto, puedes usar tu teléfono para realizar el pago sin tener que hacer cola. Puedes estar fuera de la tienda en pocos minutos.

Como nos enseña Nike, e l futuro del reatil será un mix entre lo digital y lo físico. Esa idea también se refleja en la mercancía que se almacena en Speed Shop: el personal de Nike cambia lo que hay en la tienda en función de qué artículos se venden mejor online.  Es como una gran web física.

La clave de Speed Shop es la utilización de la aplicación Nike, que puede reconocer que has entrado en la tienda y permite a los clientes solicitar artículos, desbloquear su casillero y retirar la compra en la tienda.

La aplicación también posibilita que si estás comprando en otra parte de la tienda y ves un maniquí con un chaleco que te gusta, ya no necesitas buscarlo en ningún otro lugar. Puedes escanear un código QR junto al maniquí, y la pieza de ropa aparecerá en tu teléfono. Luego, puedes solicitar que se envíe al probador.

Puedes escanear las zapatillas para saber más sobre ellas y solicitar que un empleado de la tienda te de talla, todo a través de la aplicación. Incluso comprarlas y ponerlas en la bolsa tu mismo sin necesidad de ningún empleado.

Un ejemplo más de cómo las empresas “del otro lado del charco” no paran de innovar. ¡A qué esperas a implantar tu empresa en Estados Unidos!